domingo, 11 de agosto de 2013

Firmas

La redacción de El Correo de Andalucía vuelve a firmar desde ahora sus textos, después de haber obtenido del Grupo Gallardo un compromiso con el futuro del periódico que agradecemos, y que se ha materializado en el cobro de las cantidades que se debían de la nómina del mes de julio. El pago de la extra de verano sigue por ahora pendiente. Los trabajadores de El Correo continuaremos haciendo los máximos esfuerzos por la calidad del periódico, convencidos de la viabilidad de este proyecto pese a las dificultades que atraviesa el sector.

viernes, 2 de agosto de 2013

Sin nóminas, sin firmas

Apenas una semana después de que se nos confirmara que la paga de verano se pospondría sine die, los trabajadores de El Correo nos enfrentamos al peor escenario que podíamos imaginar: la confirmación de que tampoco cobraremos íntegros nuestros sueldos este mes, ni se sabe qué ocurrirá a partir de ahora. Los ingentes esfuerzos que toda la plantilla lleva acumulados durante cuatro largos años, y especialmente este último, con un ERTE que ha llevado a algunos redactores al paro durante periodos de hasta seis meses, no ha servido para garantizar el principal derecho que tenemos como trabajadores: el salario. Un derecho laboral que es también la principal obligación que un empresario responsable tiene hacia su plantilla, y que el Grupo Gallardo, propietario  de El Correo de Andalucía, deja en el aire.

No hace falta recordar el compromiso de esta plantilla con el periódico, decano de la prensa de Sevilla, ni tampoco los sacrificios realizados desde que el ERE de 2010 inició una oleada de recortes seguida de despidos y de un nuevo ERTE en 2012, que no hay que olvidar que aún sigue vigente, con compañeros que están en el paro para cumplir las medidas recogidas en el expediente. Consideramos que la plantilla merece del Grupo Gallardo una explicación clara sobre el futuro de un periódico que ha superado, con el esfuerzo de todos, numerosos momentos difíciles en más de un siglo de vida. También creemos que El Correo se merece una apuesta clara por su continuidad por parte de su propietario y así se lo trasladaremos.

Entretanto, y por desgracia, tenemos que hacer visible lo insostenible de la situación, de momento retirando nuestras firmas de las informaciones en señal de protesta, confiando aun así en que se produzca una respuesta adecuada por parte del Grupo Gallardo, que permite dar salida a la situación que atraviesa un medio de comunicación señero como El Correo de Andalucía.