viernes, 29 de noviembre de 2013

Un mes para salvar El Correo

Sevilla 06 11 2013: Huelga Correo de Andalucia<br />
FOTO:J.M.PAISANO

Un mes moviendo cielo y tierra para salvar El Correo de Andalucía, mientras seguíamos sacando el periódico a la calle cada día pese a no cobrar nuestros sueldos. Ése ha sido el panorama de las últimas semanas en este diario, cuya actual plantilla ha protagonizado una movilización sin precedentes para evitar el temido cierre, consiguiendo sacar al periódico de su peor crisis en décadas. Una lucha que ha finalizado con la llegada del grupo empresarial Morera & Vallejo, que ha apostado por un proyecto de futuro para el decano de la prensa sevillana que los trabajadores han sido los primeros en defender. Ha sido un momento clave en la historia de El Correo del que sus protagonistas nos sentimos orgullosos, porque hemos podido defender nuestros puestos de trabajo y el valor del periodismo que ejercemos.

Esta gravísima crisis comenzó el 28 de octubre con la opaca venta realizada por el grupo Gallardo a una persona de dudosa solvencia. La situación, que abocaba al cierre inminente, se producía cuando se adeudaba ya más de una nómina a los trabajadores. Pero la mediación en la venta de la firma vasca Abra Invest permitió congelar la situación mientras se buscaba una salida: la empresa optó por revertir esa compra, con nulas posibilidades de sacar adelante el periódico al carecer de respaldo económico, y buscar a un empresario solvente capaz de abordar este reto.

La huelga de cinco días del 4 al 8 de noviembre nos permitió hacer visible el problema a la sociedad sevillana. El primer día, en una concentración en la Plaza Nueva, nos vimos arropados por administraciones públicas, políticos, sindicatos, vecinos, lectores y compañeros periodistas, muchos formados en esta casa, que quisieron estar a nuestro lado. Dos días después, al inicio de un encierro en la redacción, el comité de empresa propuso a los trabajadores una arriesgada apuesta: sacar una edición especial que se ha convertido en un orgullo: el número 47.577 de El Correo de Andalucía, cuajado de firmas relevantes de la sociedad andaluza que explicaban por qué este periódico sigue siendo una voz necesaria. En la edición participamos todos los que hacemos El Correo –con antiguos compañeros y amigos que quisieron echarnos una mano–, logrando que una huelga secundada al 100% tuviese como fruto que el periódico saliese. Los ejemplares se agotaron en pocas horas.

Los siguientes días fueron un reguero de apoyos, en forma de visitas a la redacción y muestras de cariño en las redes sociales. El hashtag #SOSElCorreo se repetía día tras día, las fotografías de nuestros lectores –conocidos y anónimos– con el periódico en la mano llenaban los perfiles de Facebook, Twitter y Whatssapp, donde en muchos casos permanecen, y las alusiones a nuestra situación se repetía en cada convocatoria, desde la gala de apertura del Festival de Cine de Sevilla (SEFF) hasta los plenos municipales de la provincia.

La movilización supuso un esfuerzo extra para una plantilla que, todavía sin cobrar sus sueldos, no se rindió en ningún momento pese a ser consciente de que la situación era crítica. La redacción estuvo permanentemente dispuesta a atender a quienes nos visitaban, a mantener vivos los mensajes en las redes sociales y a recabar apoyos.
El punto de inflexión llegó con el interés del grupo Morera & Vallejo por adquirir el diario. La empresa El Correo de Andalucía SL solicitó entonces a la plantilla, con los salarios ya recortados por los expedientes de regulación de empleo de 2010 y 2012, el esfuerzo de condicionar una parte del salario a los beneficios del periódico, sacrificio que los trabajadores asumieron, mediante una decisión ratificada en asamblea, para favorecer la llegada del comprador.

La unidad de la plantilla y su confianza en el proyecto han sido claves para abandonar el borde del precipicio e iniciar una nueva andadura, con la que los trabajadores esperamos que El Correo siga viendo la luz al menos durante 114 años más.

sábado, 23 de noviembre de 2013

El Grupo Morera & Vallejo compra El Correo

El grupo empresariaL Morera & Vallejo ha adquirido la propiedad de El Correo de Andalucía en una operación que se culminó en la tarde de ayer, garantizando así la estabilidad del decano de la prensa de Sevilla tras unos meses de incertidumbre. 

Concluye de esta manera un proceso que se inició hace varias semanas, después de que el Grupo Alfonso Gallardo, anterior propietario, vendiese el periódico a un proyecto sin garantías, que ponía en duda su viabilidad de futuro.

El nuevo propietario asume el pasivo que arrastraba la empresa, lo que se acompaña de un proceso de relanzamiento en el marco de un proyecto informativo de mayores dimensiones, en el que El Correo mantendrá sus señas de identidad y reforzará su carácter andaluz

Todo ello en un momento en el que el periódico está en puertas de celebrar su 115 aniversario, ya que fue fundado por el cardenal Marcelo Spínola en 1899.

El presidente del grupo Morera & Vallejo, Antonio Morera, se desplazó ayer por la noche a la redacción del periódico, donde trasladó a la plantilla su ilusión por este nuevo proyecto, que nace, dijo, libre de ataduras políticas, con un firme compromiso social y con el propósito de hacer patria: Andalucía.

domingo, 10 de noviembre de 2013

Nueva huelga y más protestas a la vista

Los 53 trabajadores de El Correo de Andalucía, decano de la prensa sevillana, hemos vuelto a trabajar después de cinco días de huelga a pesar de que la crítica situación del periódico no se ha resuelto. Ha sido una decisión adoptada por imperativo legal, al ser necesarios cinco días de preaviso para comenzar la próxima huelga, decidida por unanimidad de la asamblea de trabajadores el viernes, cuando finalizaba el primer periodo de movilizaciones. La plantilla decidió en esa reunión iniciar otras cinco jornadas de huelga a partir del jueves, y dejó abierta la posibilidad de convertir esa protesta en indefinida.

En la asamblea, los empleados decidimos también recurrir de forma conjunta a la vía judicial. La plantilla está estudiando qué responsabilidades podrían derivarse de la opaca operación de compraventa que ha derivado en nuestra actual situación. Sindicatos –como CCOO, que respalda al comité de empresa desde hace varios mandatos– y juristas consultados muestran sus dudas sobre lo que desde hace dos semanas está ocurriendo en el periódico, y están analizando todas las acciones legales posibles para decidir las más efectivas para encontrar una salida para la plantilla. En paralelo, se ultiman acciones más urgentes para defender los derechos de los empleados de El Correo, que hemos vuelto a trabajar sin cobrar, y sin expectativas de hacerlo.

Al tener que volver al trabajo durante cinco días, los trabajadores hemos pactado elaborar ediciones que mantengan la paginación normal del diario, pero que hagan visible la incierta situación que atraviesa el decano de la prensa sevillana, informando sobre el conflicto en las páginas interiores y reflejando en la portada que la cabecera no ha vuelto a la normalidad.

Todas estas acciones están motivadas por la opaca operación de venta realizada por parte del Grupo Alfonso Gallardo, conglomerado empresarial extremeño dedicado a la siderurgia y a la construcción, que adquirió El Correo en 2007 y se desprendió de él el pasado 28 de octubre, vendiéndole su participación a otra empresa sin comprobar si tenía la solvencia económica necesaria para hacer frente a los pagos pendientes, sueldos incluidos.

La operación, en la que mediaron el abogado sevillano Luis Miguel Martín Rubio y la empresa vasca Rumbo & Chip Edutainment, puso al frente del periódico durante una semana a Diego Castrejón Barco, cuya falta de solvencia provocó que se le revocaran los poderes en siete días, al no aportar los fondos procedentes del extranjero con los que aseguró que impulsaría el diario.

Desde entonces, El Correo se encuentra en una incierta situación legal, sin el respaldo empresarial necesario para que este medio de comunicación centenario pueda seguir llegando cada día a los quioscos.

LAS PROTESTAS. En esta tesitura, los trabajadores iniciamos una serie de protestas, includa una huelga de cinco días a la que se añadió un encierro en las instalaciones del diario que terminó el viernes. Durante este tiempo, la plantilla ha sentido el calor, el afecto y el apoyo de Sevilla, sus instituciones y el resto de medios de comunicación, que se han volcado con nosotros con una cobertura sin precedentes en el sector de las empresas de la información.

El lunes al mediodía, en la primera jornada de huelga, se convocó una concentración de apoyo en la Plaza Nueva a la que asistió un millar de personas, entre lectores, compañeros de profesión, antiguos trabajadores de El Correo y representantes de las instituciones y de la sociedad civil.

El martes, unas 200 personas entre empleados, lectores y amigos de El Correo se reunieron de nuevo en la Plaza Nueva, esta vez bajo el monumento a San Fernando. Tras un prolongado aplauso –protesta que los trabajadores de El Correo han repetido durante los sucesivos recortes sufridos–, y después de encender velas formando un SOS, los empleados atendieron a numerosas personas que se acercaron a preguntarles por la situación del periódico. A su término, el comité de empresa anunció que el miércoles se inciaba un encierro en las oficinas del periódico.

Ese día, cuando se cumplía la tercera jornada de huelga y con la plantilla reunida en la redacción, los trabajadores acordaron que, pese a mantener el paro laboral, se realizaría una edición especial de El Correo para reivindicar la figura del decano de la prensa y sus 115 años de historia, además de informar sobre nuestra situación y el riesgo de que se acabe perdiendo esta emblemática cabecera.

En esta edición especial, que se agotó de los quioscos el jueves, quiso participar toda Sevilla, empezando por los exdirectores del periódico y pasando por colaboradores, antiguos redactores, el presidente de la Diputación, el alcalde de la ciudad, partidos políticos, sindicatos, rectores de las universidades, expresidentes de la Junta, exalcaldes y expresidentes de Diputación de la democracia, deportistas, artistas, el arzobispo Juan José Asenjo, el cardenal Carlos Amigo Vallejo, el empresariado… Un número histórico de El Correo que repasó las principales portadas de esta cabecera durante sus 115 años y que, con el apoyo de los anunciantes, reclamaba su derecho a continuar informando a Sevilla durante otros 115 años.

Al día siguiente la respuesta fue abrumadora. Miles de ciudadanos anónimos, personalidades de la vida social de Sevilla, del periodismo, del mundo de la cultura y de la política se fotografiaron con este ejemplar y subieron las instantáneas a las redes sociales.

Además, durante el encierro, visitaron a la plantilla multitud de personas, desde ciudadanos y lectores anónimos a organizaciones sindicales, agrarias, instituciones, clubes deportivos, periodistas… Y no sólo nos aportaron su cariño, sino que nos trajeron alimentos e incluso sacos de dormir para pasar la noche.

Al día siguiente, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, recibió en el Palacio de San Telmo al comité de empresa, al gerente y al subdirector del periódico, a quienes trasladó su apoyo y ofreció asesoramiento jurídico. Por la tarde, el alcalde, Juan Ignacio Zoido, visitó la redacción y prometió a los trabajadores tratar de esclarecer cómo se había producido esta venta.

El viernes fue el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, quien acudió a El Correo para trasladar una vez más su respaldo a esta cabecera y reivindicar al resto de administraciones “empezar a pasar de las palabras a los hechos”.

Ese mismo día los clubes de fútbol de la ciudad, el Betis y el Sevilla FC, concretaron su compromiso incluyendo un mensaje de aliento hacia la plantilla de El Correo en sus camisetas oficiales, y anunciando, durante sendas visitas a la redacción, que las lucirían en los partidos que juegan este domingo.

El encierro finalizó esa misma tarde con la asamblea en la que los trabajadores mostraron su intención de mantener la huelga de forma indefinida, si bien fue necesario aplazarla hasta el próximo jueves. En paralelo, esta misma semana se iniciarán las acciones judiciales acordadas y nuevas protestas con las que recordar que la continuidad del diario sigue estando en peligro.

jueves, 7 de noviembre de 2013

Qué ha pasado en El Correo

Querido lector, los periodistas estamos acostumbrados a ser quienes hacemos las preguntas. Pero en los últimos días los trabajadores de El Correo de Andalucía nos hemos visto obligados a ser quienes las respondan, después de convertirnos en noticia por la ambigua situación en la que nos ha colocado una venta opaca, que nos ha sumido en una gran incertidumbre, y que para los lectores se ha traducido en cinco días de huelga en los que está previsto que El Correo no llegue a los quioscos, a excepción de la edición especial de hoy.

La venta del periódico por parte del Grupo Alfonso Gallardo, que no se ha preocupado de que los compradores aportasen ninguna garantía para la continuidad del periódico, nos ha dejado sin un referente empresarial que impulse El Correo de Andalucía. Por eso la plantilla ha redoblado los esfuerzos para transmitir a la ciudad que el decano de la prensa de Sevilla no merece enfrentarse a un futuro incierto y que necesita mirar hacia adelante con solvencia y expectativas, para seguir contando a los lectores la realidad sevillana y andaluza.

El viraje de los últimos días se inició en 2007, cuando el Grupo Alfonso Gallardo adquirió al Grupo Prisa sus participaciones en varios periódicos andaluces, entre ellos el 98% de esta cabecera. Este conglomerado empresarial extremeño, dedicado a la siderurgia y a la construcción, quería diversificar su actividad y obtener una posición de influencia en Andalucía.

Bajo su propiedad El Correo celebró su 110 aniversario y vivió uno de los momentos de mayor proyección y venta, hasta que llegó la crisis en 2010, cuando el periódico sufrió un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que se saldó con 13 despidos, bajadas de sueldo y suspensiones temporales de contratos que seguirán vigentes hasta 2014.

ENCIERRO-EL-CORREO 

En 2011 se produjo otra tanda de despidos, alcanzando la docena. Y hace justo un año, en noviembre de 2012, se pactó un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que volvió a suponer otra rebaja de salarios y suspensiones de contrato de hasta seis meses de este año.

La plantilla asumió todos estos sacrificios entendiendo que había que recortar gastos para hacer viable el periódico. Pero el pasado verano la empresa advirtió a los trabajadores de que el pago de las nóminas, que ya se venían abonando desde hacía tiempo con retraso, no estaba garantizado. Y poco después mostró su intención de vender el diario.

La plantilla inició movilizaciones para reclamar a las instituciones y la sociedad que nos ayudaran a exigir a Alfonso Gallardo que asumiese la responsabilidad que como empresario tenía hacia el periódico. El consejero delegado de Gallardo, Manuel Romero, trasladó a los trabajadores que, aunque eran momentos difíciles, Alfonso Gallardo nunca faltaría a su compromiso con los empleados, pero esto no se cumplió. La falta de respuesta de Gallardo a sus compromisos terminó por provocar la dimisión del director del periódico, Juan Carlos Blanco.

El pasado 28 de octubre Diego Israel Castrejón Barco se presentó ante la redacción como nuevo responsable del periódico. Sin demostrar su solvencia, anunció que había comprado El Correo al Grupo Gallardo a través de unos fondos de inversión, sin aportar a los representantes de los trabajadores documentación alguna. Su llegada junto al abogado Luis Miguel Martín Rubio, que había mediado en la venta, respaldó su versión. Dos días después, Castrejón anunció que los fondos que lo apoyaban se retiraban y que afrontaba en solitario una inversión de gran envergadura, puesto que proponía una fuerte expansión del periódico.

Sevilla apoya a El Correo de Andalucía en la Plaza Nueva. / J.M. Espino (Atese)
Sevilla apoya a El Correo de Andalucía en la Plaza Nueva. / J.M. Espino (Atese)

Castrejón solicitó la desconvocatoria de las movilizaciones programadas –entre ellas la huelga que estos días estamos llevando a cabo– a cambio de abonar las nóminas pendientes a la plantilla con fondos procedentes del extranjero, aunque en ningún momento fue capaz de demostrar su solvencia ni llegó a aportar ninguna cantidad.

Los trabajadores desconfiamos desde el principio de su versión y no sólo nos negamos a desconvocar las movilizaciones, sino que las ratificamos de forma unánime. El lunes, en nuestro primer día de huelga, se consiguió anular el nombramiento de Castrejón como director y cualquier derecho que tuviera sobre el periódico.

Pero El Correo ha quedado en una complicada situación legal. Sin un empresario que respalde el proyecto, los trabajadores del decano de la prensa nos encontramos indefensos y reclamamos al Grupo Gallardo que asuma la responsabilidad de dar una salida digna que permita la continuidad de esta cabecera, que en febrero cumplirá 115 años.

La plantilla de El Correo necesita un empresario solvente que se ponga al frente de este proyecto editorial, en cuya viabilidad los trabajadores creen, y convierta el periódico que fundó el cardenal Marcelo Spínola en la cabecera de referencia de Sevilla y su provincia, como una vez fue.

Para dar a conocer esta situación mantenemos una huelga de cinco días que muy a nuestro pesar nos está obligando a faltar a nuestra cita diaria con los quioscos, a la que el decano de la prensa ha acudido puntual durante 47.576 ediciones, o sea, desde hace 114 años, nueve meses y seis días. En toda nuestra historia, sólo incidentes como el secuestro durante la sanjurjada de 1932 o el golpe militar del 36 habían logrado alejarnos de nuestros lectores, con los que esperamos encontrarnos de nuevo en breve.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

En huelga, encerrados... y haciendo un periódico


El Correo contará mañana su historia en una edición especial. Desde su encierro indefinido en la redacción, la plantilla del decano de la prensa sevillana prepara un número especial explicando la difícil situación por la que atraviesa y el importante papel que este periódico ha jugado y debe seguir jugando

Tras dos días de ausencia en los kioscos de Sevilla, los trabajadores de El Correo de Andalucía han aprobado en asamblea volver mañana con una edición especial en la que contaremos por qué estamos en huelga y recopilaremos distintas voces de la sociedad reivindicando el papel que ha jugado este periódico durante 115 años de historia y la importancia de que siga existiendo.

Los trabajadores de El Correo hemos iniciado este mediodía un encierro en la redacción del periódico, situada en la Avenida Américo Vespuccio número 39 de la Cartuja, durante el cual estamos preparando el número especial que mañana llegará a los kioscos con toda la información sobre la situación crítica en la que el grupo Alfonso Gallardo ha dejado al decano de la prensa sevillana y los motivos que nos han llevado a convocar cinco días de huelga y un encierro indefinido.

Invitamos a nuestros lectores, compañeros, instituciones, organizaciones y a toda la sociedad sevillana a pasarse por nuestra redacción, que hoy más que nunca es su casa, para acompañarnos en nuestra lucha por mantener viva una cabecera histórica y necesaria para Sevilla. Y no falten a su cita mañana en los kioscos para conseguir un número que vale por 115 años de historia.



La plantilla al completo, encerrada en la redacción.

martes, 5 de noviembre de 2013

Encierro


Compañeros, ante la falta de una salida a la situación de incertidumbre en la que se encuentra El Correo de Andalucía, vendido la semana pasada por parte del Grupo Gallardo en una oscura maniobra cuyas consecuencias tendrán que aclararse, los trabajadores han decidido iniciar en su tercera jornada de huelga un encierro indefinido en las instalaciones del periódico.

El Correo de Andalucía no ha estado hoy en los quioscos y no estará tampoco mañana, ya que desaparecer unos días es la única forma que los trabajadores han encontrado para dar a conocer la situación crítica en la que se encuentran por culpa de esta maniobra empresarial. Durante el encierro comenzarán a concretarse otros frentes que la plantilla tiene abiertos para poder defender sus derechos laborales.

El encierro se iniciará al mediodía y a él están invitados todos los compañeros periodistas que deseen cubrir esta protesta y las instituciones y personas que deseen acudir a brindarnos su apoyo

La Junta se compromete a colaborar en la “búsqueda de soluciones” para El Correo


El Gobierno andaluz ha tendido la mano para colaborar en la “búsqueda de soluciones” con la plantilla de El Correo de Andalucía. El consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, ha asegurado que el Ejecutivo autonómico pone a disposición de los trabajadores del periódico todos los servicios jurídicos y medios a su disposición, a través de la Consejería de Economía, Innovación y Empleo, para servir como mediador en la búsqueda de una “salida negociada” ante la grave situación que atraviesa el decano de la prensa sevillana.

Al término del Consejo de Gobierno, el consejero de la Presidencia ha mostrado su “solidaridad” con los 53 trabajadores del periódico y ha querido enviar “un abrazo” a todos los que están afectados por la dolorosa e inexplicable situación en la que queda una cabecera con más de un siglo de historia. “Estamos dispuestos a colaborar en cualquier solución en beneficio de la plantilla”, ha aseverado el responsable del Ejecutivo andaluz.

El responsable de la Consejería de Presidencia ha recordado que ya dos destacados miembros del Gobierno andaluz, el vicepresidente Diego Valderas (IU) y el consejero de Justicia, Emilio de Llera, hicieron presente ese apoyo asistiendo a la concentración convocada el pasado lunes en la Plaza Nueva y que contó con el respaldo de cientos de periodistas, miembros de partidos políticos y responsables de Gobierno y Ayuntamiento, así como de destacados representantes de la sociedad civil de la comunidad autónoma.

El Gobierno autonómico ha dicho tener conocimiento de todo lo que está ocurriendo a través del Comité de Empresa y de los trabajadores pero ha negado tener información directa sobre las condiciones en las que se ha realizado la supuesta venta del periódico por parte del Grupo Gallardo. Preguntado sobre si pueden emitir alguna consideración sobre la legalidad de la operación puesta en marcha por Alfonso Gallardo o sobre si pueden dar garantías de que vigilarán el cumplimiento de la ley y la asunción de responsabilidades por parte de los propietarios del periódico, el consejero de Presidencia ha dicho no tener datos concretos. A este respecto, Jiménez Barrios ha dejado claro que no han tenido “contacto con el empresario” y ha subrayado que, en todo caso, se trata de “una empresa privada” que no les ha traslado ninguna información sobre la operación de presunta venta del periódico.

Al término de la rueda de prensa, el Gobierno andaluz se ha comprometido con los trabajadores de la empresa a seguir “vigilante” y a mantener cuantos contactos sean necesarios para buscar una solución. El miércoles está prevista una reunión en San Telmo en la que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, o el mismo consejero de la Presidencia, atenderán al Comité de Empresa.

Aplauso por El Correo de Andalucía en Plaza Nueva

Amigos y compañeros de El Correo de Andalucía. Os convocamos esta tarde, a las 18.00 horas, a acompañarnos en la Plaza Nueva en un aplauso de apoyo a los trabajadores del decano de la prensa andaluza en su segunda jornada de huelga. Un acto en el que informaremos a la ciudadanía sobre por qué la cabecera más histórica de nuestra ciudad no está hoy en los quioscos y sobre los esfuerzos que estamos realizando para que pronto vuelva más fuerte que nunca.

Por favor, ayudadnos a difundir la convocatoria.

Jornada de huelga. Triana

En el lugar en el que debía estar el montoncito de periódicos de El Correo de Andalucía, una portada simbólica ocupa su hueco, enclavada entre los diarios de la competencia.  “Estamos en huelga” es el titular. “La he querido poner ahí para informar a la gente y ayudar en lo poco que se pueda”, comenta el kiosquero de Santa Cecilia, que ha expresado su solidaridad con los trabajadores y su deseo de que la situación de incertidumbre que atraviesan se solucione cuanto antes. No es fácil para nadie, agrega, pero este periódico, que lleva tantos años, no se merece un final así. “Muchos me han preguntado si saldrá mañana”. Mañana complicado, pero confiemos en que solo sea un breve paréntesis.

A la vendedora de prensa de San Vicente de Paúl, siempre tan amable y con la sonrisa en la cara atendiendo al público, no le ha llegado el cartel advirtiendo de la huelga. Aun así, explica que una redactora del periódico ya le avisó el día anterior para que informara a sus clientes. “Llevo toda la mañana explicando la huelga y sus razones”. “Ojalá se solucione pronto”, desea.

Al quiosquero de la Plaza Alfonso Jaramillo tampoco le ha llegado el cartel, pero sí el mensaje de los distribuidores avisando de que hoy, por primera vez, no llegaría El Correo. “Hoy han preguntado por la pulserita y el domingo pasado, que salía la revista Más Pasión, me llegaron pocos ejemplares a pesar de que me pidieron muchos”. Durante la mañana ha explicado a quien le ha preguntado por El Correo que había huelga. Ya lo sabía desde ayer porque lo escuchó en las noticias de la Cadena SER. El apoyo de los compañeros de otros medios de comunicación ha jugado un papel fundamental en la difusión del momento crucial que atraviesa el decano de la prensa sevillana. 

Jornada de huelga. Centro

Los quiosqueros del centro de Sevilla muestran su apoyo y solidaridad con los trabajadores de El Correo con la esperanza de que la situación por la que atraviesa el decano de la prensa sevillana se solucione cuanto antes y el periódico vuelva a su cita diaria con los lectores. Así, el propietario del quiosco de la plaza de San Lorenzo, Rafael García, a la sazón presidente de la Asociación de Vendedores de Prensa Híspalis, mostraba desde primera hora de la mañana la portada con el anuncio de huelga de la plantilla para alertar a sus clientes de que hoy no podía ofrecerles El Correo. 

También en el quiosco de la plaza de La Concordia luce la portada en un lugar visible. En la plaza del Museo no habían recibido el cartel pero sí una carta y el quiosquero explicaba amablemente a todo el que preguntaba por El Correo que hoy la plantilla está en huelga pero que pronto volverá con las pulseras de Santa Ángela que hoy tenía previsto regalar el decano. En el Duque y La Campana, los quiosqueros no habían "encontrado el hueco" entre su amplia oferta para la portada de la huelga, pero informaban puntualmente a todos sus clientes de la situación por la que atraviesa el periódico y les emplazaba a seguir preguntando por el decano el resto de la semana: "Nada como el boca a boca en estos casos". Todos coinciden en mostrar su solidaridad y apoyo a los trabajadores. "Una cabecera así no puede desaparecer", defendía el propietario del quiosco de la plaza del Museo.

Jornada de huelga. Nervión

En la Gran Plaza, el cartel de la huelga ocupaba el sitio habitual de El Correo en una tienda de 24 horas, mientras en el quiosco junto al Metro los lectores decían no necesitar información: "Sabemos que son cinco días y ojalá sean menos y se arregle todo", afirmaba uno de ellos. En los alrededores de Eduardo Dato, la comprensión y el apoyo a los trabajadores era total entre quiosqueros y lectores

Jornada de huelga. Calle Arroyo

Los quiosqueros de la zona de Arroyo hasta María Auxiiadora estaban informados de la huelga de El Correo de Andalucía, aunque sólo uno tenía puesta la portada informativa "porque muchos clientes me han preguntado por El Correo".

Incluso un cliente en la calle Venecia que acudía a comprar un ejemplar del periódico al enterarse de la problemática llegó decir que si el problema no se resuelve será "un atentado a la democracia y a la libertad de expresión". El quiosquero de ese punto de venta del periódico animó a seguir "porque es nuestro periódico". 


El resto de quiosqueros, en general, dieron ánimos para seguir adelante.

Jornada de huelga. Camas

En localidades del Aljarafe, como Camas, se volvían a repetir las preguntas por el periódico y por sus promociones. Algunos quiosqueros optaron por no dar ninguna información sobre la huelga convencidos de que “mañana seguro que sale, para qué alarmar”. “Pondremos el cartel para que todos lo sepan. Suerte”, aseguró la propietaria tras conocer la situación que sufre el decano de la prensa sevillana. 

En cambio, en la tienda de prensa y chucherías de la calle Ángel, su dueño decidió hacerse su propio cartel informativo ante las preguntas de los lectores. “Soy de El Correo de toda la vida y ayer ví en la tele lo que está ocurriendo. No tiene nombre”, afirmó mientras colgaba nuestro cartel junto al suyo. 

Cerca, el dueño del quiosco junto al centro de salud de la localidad, colocó la histórica portada en el lugar que El Correo ocupa habitualmente junto a los otros periódicos. Al minuto, un par de lectores se pararon a leer y se marcharon sin comprar ningún periódico porque “el suyo” estaba en huelga. Algo más lejos, en la barriada de Hiconsa, el cartel lucía desde bien temprano para que todos nuestros lectores conocieran por qué El Correo no acudió a su cita diaria.

lunes, 4 de noviembre de 2013

Acompañados


http://elcorreoweb.es/2013/11/04/el-correo-en-huelga/
La convocatoria de hoy en la Plaza Nueva ha sido histórica y emocionante. Por ser el preludio del primer día en su historia en el que El Correo de Andalucía no saldrá a la calle por una protesta laboral, pero sobre todo, porque la respuesta de instituciones, colectivos y compañeros no tiene precedentes. Un millar de personas, calculamos, nos han acompañado para conocer de nuestra propia voz los detalles de una situación de incertidumbre en la que la mayoría de los periodistas pueden sentirse reflejados. Todos hemos sufrido crisis, recortes, despidos, a empresarios sin visión y otras desgracias, y todos hemos necesitado reivindicar que las empresas periodísticas necesitan proyectos serios y solventes que nos respeten como profesionales. Y hoy, nuestros compañeros han decidido contarlo a través de nosotros, cubriendo esta protesta como nunca se había hecho... dándonos una segunda vida.

Se lo agradecemos a Isabel Jiménez, a Inma Jiménez, Guillermo Polo, Valentín García, Paco García, Elena Manzano, Alfredo Valenzuela, Antonio J. Mora, Jorge Garret y todos los demás compañeros que han cubierto la convocatoria.

Nos han acompañado Diego Valderas, Emilio de Llera, Manuel del Valle, Francisco Javier Fernández, Francisco Carbonero, Alfonso Vidán, Rafael Fernández Serra, Antonio Maíllo, Ramón Somalo, Mercedes Galindo, Leonardo Chaves, Jesús Gómez, Julio Jiménez Heras, Nacho Delgado, Juan Bautista Ginés, Diego Cabello, Marcelino Manzano, Francisco Javier de Martos, José Manuel Rodríguez, Amparo Rubiales, María Esperanza Sánchez, Manolo Bohórquez, Jaime Pandelet, Verónica Pérez, Curro Pérez, Juan Espadas, Antonio Muñoz, Susana López, Antonio Rodrigo Torrijos, Jaime Raynaud, Rafael Rodríguez, Juan José Téllez, Cristóbal Cervantes, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, José Joaquín Gallardo, Antonio Lorca, María Luisa Roldán, Belén Martínez, Quiliano Jaraíz, Mateo González, Fernando Álvarez Ossorio, Carlos Rosado, Javier Aroca, Pepe Álvarez, Alejandro Antona, Juan Bueno, Diego Suárez, Juan Carlos Blanco, Salomón Hachuel, Fernando Pérez Monguió, Pepe Fernández, Paco Gamero, Paco Cepeda, Paco Correal, Carlos Mármol, Enrique Cervera, Rosa Llacer, José Luis Losa, Antonio Silva, Fernando Zamora, Jerónimo Guerrero, Antonio Conde, Josefa Medrano, José Manuel García, Manolo Girón, Rubén Sánchez, Juan Wic, Pilar Távora, Lola Dávila... y muchos otros a los que nos gustaría agradecérselo personalmente.

También han venido antiguos compañeros a los que aún echamos de menos como Ángela, Amalia, Acedo, Cabello, Carmen, Dani, Olga, Inma o Javi; incondicionales en su apoyo como Migue, Juan o Alfredo; quienes nos han recordado desde la distancia como Carmen, nos han acompañado los colaboradores del diario y otros periodistas acompañados por sus padres o con sus hijos... con nosotros han estado decenas de periodistas que han tenido y tienen relación con El Correo de Andalucía, algunos hoy desde otros medios como Radio Sevilla, Diario de Sevilla, ABC, La Razón, El Mundo, El País, Canal Sur, Marca, Efe, Europa Press, Eldiario.es, Cadena Cope, Onda Cero, Sevilla Actualidad, El Desmarque, Tele Sevilla, Viva Sevilla, o gabinetes de prensa de instituciones y colectivos desde los que más de una aún sigue considerando El Correo un lugar donde volver... infinidad de compañeros que han compartido nuestra protesta y nos han recordado con un montón de anécdotas que el periodismo es una profesión intensa en la que nos esforzamos, a veces más allá de lo razonable, para contar las historias que merecen ser contadas.

Esperamos que esta movilización, que el martes día 5 dejará por primera vez a los quioscos huérfanos de El Correo por culpa de una protesta laboral, consiga lo que buscamos: volver pronto junto a nuestros lectores, con más fuerza y más futuro.

Primera vez

Buscábamos el dato, y nos lo consiguió Manuel Alfonso Rincón, nuestro historiador: El Correo de Andalucía no había dejado de salir a la calle por una huelga. En realidad, casi nunca había dejado de salir, más allá de cada 26 de diciembre, 1 de enero y Sábado Santo, como marcan los cánones de la prensa escrita. Décadas atrás, también los lunes eran días sin periódico.

Salvadas esas excepciones, hay que remontarse al golpe del 36 para encontrar la primera ocasión en la que no acudió a su cita con los lectores: el domingo 19 de julio de 1936, el periódico no se publicó. En aquella época los lunes no había diario, por lo que hasta el 21 de julio El Correo no recogió el bando de Queipo de Llano. Estaba reciente la última vez que no había podido salir: en la Sanjurjada de 1932, el Gobierno lo mantuvo 15 días secuestrado.

Nos cuenta Manuel Alfonso que ni por riadas, que fueron muchas y tremendas, ni por otros motivos se dejó de publicar el periódico en este siglo, más que cuando fue necesario mudarse: la primera vez en 1900, tres años antes de que llegaran los coches a Sevilla, El Correo necesitó dos días para trasladarse de la calle Hernando Colón a San Isidoro: un lunes en que no había periódico, y el martes siguiente. Doce años después la redacción volvería a trasladarse de la calle Rivero a Albareda, esta vez en un solo día.

domingo, 3 de noviembre de 2013

En huelga: ven a leer El Correo a la Plaza Nueva el lunes

Lectores de El Correo de Andalucía, compañeros y amigos:

Los trabajadores nos encontramos en un momento de absoluta incertidumbre sobre el futuro del periódico. El Grupo Gallardo ha vendido por un euro una cabecera centenaria a un nuevo propietario cuya solvencia para afrontar las deudas y la inversión necesaria no está clara, y que se ha ganado la desconfianza de la plantilla. Por el momento no ha afrontado ninguno de los pagos pendientes ni con los trabajadores, ni con los acreedores, ni de gastos corrientes, una situación que nos coloca en un escenario crítico a corto plazo y ante el que consideramos imprescindible movilizarnos. Nuestra llamada de atención busca también el respaldo de todos los sectores sociales y de las instituciones en defensa de una voz periodística necesaria, porque si El Correo deja de acudir a los quioscos, a su cita diaria con la libertad de información, todos perderemos.

Nosotros comenzamos el lunes una huelga de cinco días, durante los que vamos a dedicar todo nuestro esfuerzo a evitar que esta situación acabe empujando a nuestro periódico a un callejón sin salida, después de años contribuyendo con nuestros sacrificios profesionales y salariales a que la cabecera tenga un futuro.

Pero sabemos que El Correo no sólo es nuestro, sino de todos los que han participado de sus 115 años de historia como lectores o como protagonistas; de los vecinos que han encontrado en nuestras páginas sus reivindicaciones, de quienes han conocido su realidad más cercana a través de nosotros o de quienes han aprendido el oficio en esta casa. Por eso os invitamos a defenderlo con nosotros.

El lunes 4 de noviembre estaremos en la Plaza Nueva a las 12 de la mañana para encontrarnos con todo el que quiera conocer la situación del periódico, charlar con la plantilla, compartir nuestras inquietudes, leer las páginas de El Correo, fotografiarse con él o dejar su firma en señal de apoyo.

Allí nos vemos.

Entrevista en Radio Sevilla a la presidenta del comité de empresa

La compañera Iria Comesaña explica a Radio Sevilla (Cadena SER) que no hay proyecto alguno fiable tras la compra del decano de la prensa de Sevilla, El Correo de Andalucía. Y hace un llamamiento a los ciudadanos y la profesión periodística de Sevilla de que abarrote mañana a las 12 la plaza Nueva.

Comunicado de apoyo de la UGT

UGT  detecta  posibles indicios de fraude en la venta de El Correo de Andalucía 

UGT Sevilla denuncia la maniobra llevada a cabo por el Grupo Alfonso Gallardo hasta ahora propietario del decano de la prensa sevillana y las circunstancias en las que se produce.

Juan Bautista Ginés, secretario general de UGT Sevilla, denuncia lo que parece una operación encubierta de desmantelamiento del Correo de Andalucía así como las consecuencias derivadas de ello, no sólo por los despidos que podrían producirse, sino por la pérdida que para la democracia supone el cierre de un medio de comunicación tan arraigado en la cultura de Sevilla.

UGT se basa para hacer estas declaraciones en lo sorprendente que resulta que el grupo empresarial extremeño Alfonso Gallardo se desprenda del periódico por la cantidad irrisoria de un euro. Para Juan Bautista Ginés, está operación se lleva a cabo si la menor garantía sobre la supervivencia del periódico y mucho menos de que  la empresa que compra el Correo de Andalucía por dicha cantidad se haga cargo de sus obligaciones con los trabajadores, con las administraciones públicas y con los proveedores.

UGT recuerda que la empresa Alfonso Gallardo compró el 100% de El Correo y el 59% de Diario de Jaén en 2007 por 19 millones y resulta más que sospechoso que su venta tras meses sin pagar nóminas a los trabajadores, se lleve a cabo por un euro y a una empresa de escasa solvencia.

El día 4 de noviembre la totalidad de la plantilla comenzará cinco días de huelga consecutivos, UGT apoya a los trabajadores y trabajadoras del Correo de Andalucía a la vez que pone el acento una vez más, sobre  la necesidad de unos medios libre e independientes como garante del derecho a al información recogido en la Constitución Española.

Para UGT la edición del lunes del Correo de Andalucía puede ser  la última de un periódico con 114 años de historia y que es decano de la prensa Sevillana, por ello anima a todos los sevillanos a concentrarse el lunes 4 a las 12 en la Plaza Nueva.

sábado, 2 de noviembre de 2013

Comunicado de CCOO sobre El Correo de Andalucía


Dejando dos nóminas sin pagar y una deuda de 1.650.000 euros  

El Grupo Gallardo abandona El Correo de Andalucía

La plantilla de El Correo de Andalucía tuvo conocimiento el pasado lunes 28 de octubre de que el Grupo Gallardo, empresa propietaria de la cabecera, la había vendido por un euro a un grupo inversor del que no se presentó documentación alguna. Quien acudió al periódico, en calidad de representante del Grupo Gallardo e intermediario de la operación, fue el abogado sevillano Luis Miguel Martín Rubio, quien presentó a Diego Israel Castrejón del Barco, que como nuevo consejero delegado del periódico, manifestó que "los fondos gestionados por el grupo Abra Invest habían adquirido la participación que el Grupo Alfonso Gallardo tenía en El Correo de Andalucía".  Seguir leyendo

El SPA apoya y se solidariza con la plantilla de El Correo




Compartimos la incertidumbre sobre el futuro de la cabecera más antigua de la prensa andaluza y exigimos al Grupo Alfonso Gallardo que aclare las condiciones de la venta y el futuro laboral de los trabajadores


El Sindicato de Periodistas de Andalucía (SPA) se solidariza con los compañeros y compañeras de “El Correo de Andalucía” tras conocer la venta del periódico por el precio simbólico de un euro. A la preocupación sobre la continuidad de la publicación y de los puestos de trabajo, se suma los impagos de, su hasta ahora propietario, Grupo Alfonso Gallardo que les adeuda la paga extra de verano, la nómina de octubre y la mitad de septiembre. Por todo ello, apoyamos la huelga de cinco días que comienza este lunes y animamos a nuestros afiliados a acudir a la asamblea convocada por el comité de empresa de “El Correo de Andalucía” este lunes, 4 de noviembre, a las doce del medio día en la Plaza Nueva de Sevilla para mostrar nuestro apoyo a los compañeros y compañeras afectados.

Asimismo y ante el modo tan sospechoso en el que Grupo Alfonso Gallardo ha realizado su venta, le pedimos que aclare tanto las garantías que acompaña a esta transacción como la solvencia del comprador y el futuro laboral y salarial de sus trabajadores que, recordamos, ya han sufrido un ERE y un ERTE. Creemos que es su responsabilidad abonar las nóminas pendientes y buscar una solución para que el periódico continúe adelante y la plantilla trabaje en condiciones dignas.

Ante esta situación, los periodistas mantienen una huelga de firmas en señal de protesta desde principios de octubre. Además han iniciado una campaña en la plataforma Change.org para recabar el apoyo de la profesión y de la ciudadanía. Con esta iniciativa se pretende presionar al Grupo Alfonso Gallardo para que reactive el periódico y abone la deuda pendiente con sus trabajadores por lo que, el SPA, anima a firmar para ayudar a conservar al decano de la prensa andaluza con 115 años de historia.

Apoyo de nuestros compañeros del Diario JAEN

Comunicado del comité de empresa del Diario JAEN

El Comité de Empresa de Diario JAEN respalda las movilizaciones emprendidas por los compañeros de El Correo de Andalucía, decano de la prensa sevillana, que a sus 115 años de historia atraviesa su peor crisis. Desde Jaén criticamos la venta de la cabecera, a 1 euro, por parte del accionista mayoritario Grupo Alfonso Gallardo, empresa extremeña que también es la propietaria de la mayoría de acciones de nuestro periódico. 

La situación que atraviesan los trabajadores de El Correo de Andalucía, a los que se les adeudan tres nóminas, es insostenible y justifica plenamente su decisión de ir a la huelga durante 5 días la próxima semana. Apelamos a la responsabilidad del Grupo Alfonso Gallardo que, lejos de cerrar una operación para desprenderse del medio en aras a garantizar su futuro, lo sume en una situación más compleja aún. El nuevo administrador único, según denuncian los compañeros, arrastra problemas de solvencia económica y ya protagonizó experiencias en la prensa que hacen que su reputación sea cuestionable. 

La plantilla de El Correo de Andalucía, desde 2010, asume un ERE que ha reducido el número de trabajadores a la mitad, seguido de un  ERTE y rebajas salariales. Como ocurre en el caso de Diario JAEN, los ajustes para garantizar el futuro de la empresa recaen en el personal, sin que la editora aporte soluciones de futuro.  

Comité de Empresa de Diario JAEN

Motivos para seguir

El crimen de El Correo. Carmen Rengel

Lejos, a 4.000 kilómetros largos de Sevilla, no sé cómo hacer para que llegue mi conciencia sublevada allí donde está mi gente, la de El Correo de Andalucía, que está aguantando a lo peorcito del empresariado patrio, gente de chanchullo que compra por un euro un diario más que centenario, ADN de una ciudad que tampoco veo moverse ante la joya que amenaza con perder.    Seguir leyendo

viernes, 1 de noviembre de 2013

Apoyo del Club Esquimo de Voleibol a El Correo de Andalucía

Ante la situación de incertidumbre que vive el decano de la prensa de Sevilla, el Club Voleibol Esquimo de Dos Hermanas quiere manifestar públicamente su apoyo a la plantilla de trabajadores y trabajadoras de El Correo de Andalucía, que han anunciado cinco días de huelga que comenzarán el próximo lunes.

La historia de nuestro club ha ido quedando plasmada a lo largo de estos años en las páginas de El Correo. Ascensos, victorias y derrotas que han sido recogidas con profesionalidad y maestría por grandes periodistas que, gracias a su trabajo, han permitido que nuestro bonito deporte y nuestra familia del Esquimo haya podido llegar a la sociedad sevillana.

En aquellos momentos en los que el futuro del club pendía de un hilo y de apoyo económico, social y y mediático, El Correo de Andalucía ha estado ahí, haciéndose eco de nuestras dificultades y  nuestra situación. Desde este club esperamos y deseamos que el presente y futuro de este medio de comunicación se solucionen lo antes posible y de una forma digna.

Nuestro apoyo y solidaridad al medio al centenar de trabajadores, cuyo trabajo es esencial para que nuestro deporte sea cada semana, cada jornada, cada temporada, un poco menos invisible.

miércoles, 30 de octubre de 2013

El Correo de Andalucía se prepara para la huelga





Los trabajadores de El Correo de Andalucía están convocados desde el próximo lunes 4 de noviembre hasta el viernes 8 a una huelga de cinco días, medida que aprobaron en asamblea de trabajadores y que no han tenido más remedio que mantener a pesar del cambio de propiedad que ha sufrido la empresa editora.


La plantilla del decano de la prensa sevillana sigue padeciendo la misma situación que la llevó a la convocatoria de esta protesta, que no se ha visto solventada con la adquisición del periódico por parte de una nueva empresa, cuya identidad aún no nos ha sido comunicada.

Ni el antiguo propietario, el Grupo Alfonso Gallardo, ni el nuevo dueño nos ha facilitado los detalles de la operación de venta, lo que no hace más que incrementar la incertidumbre de las 53 familias que conforman esta casa, una preocupación que se suma al impago de la paga extra de verano, la nómina de septiembre y la de octubre.

En los próximos días os iremos informando a través de este blog sobre el calendario de actuaciones previstas para estos cinco días de paro, y os volveremos a pedir que arropéis una vez más a los trabajadores de El Correo, que durante 115 años se ha esforzado por mantener informado al pueblo de Sevilla y su provincia.

El deseo de la plantilla y del comité es que esta situación se remedie lo antes posible para poder relanzar un producto informativo en cuya viabilidad económica y periodística creemos firmemente.

jueves, 24 de octubre de 2013

Respaldo de IU a los trabajadores de El Correo

Los trabajadores de El Correo de Andalucía han recibido esta mañana el apoyo del portavoz municipal de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, que ha trasladado al comité de empresa su respaldo a las movilizaciones que la plantilla está realizando para exigir el pago de sus salarios y el compromiso del propietario, el grupo Alfonso Gallardo, con un diario que supone una voz característica y alternativa en el panorama de la prensa sevillana.

Torrijos ha sido informado sobre los incumplimientos por parte del empresario y su falta de concreción sobre el futuro del periódico, a pesar de las insistentes llamadas de atención de los trabajadores sobre la gravedad de persistir en esta indefinición, así como en el retraso sistemático de los pagos a una plantilla cuya capacidad económica ya está mermada por los sucesivos recortes sufridos desde el ERE de 2010, con despidos en 2011 y un nuevo ERTE en 2012. El portavoz de IU mostró su rechazo a esta actitud y su intención de unirse quienes desde distintos ámbitos de la sociedad sevillana están defendiendo la importancia de una cabecera tan señera como El Correo de Andalucía.

Encuentro con el grupo municipal del Partido Popular

El portavoz del grupo Popular en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Bueno, se ha reunido esta mañana con el comité de empresa de El Correo de Andalucía, al que ha trasladado su preocupación por la situación que atraviesan el periódico y sus periodistas, y su disposición a apoyar a la plantilla en sus esfuerzos por defender tanto la cabecera del decano de la prensa sevillana como los 53 puestos de trabajo actuales. Bueno, portavoz del grupo mayoritario en el Consistorio, recordó que ha seguido de cerca los difíciles años que está atravesando El Correo, puesto que ya se reunió con los representantes de los trabajadores durante la negociación del ERE aprobado en 2010, cuyos recortes siguen todavía vigentes, como le confirmaron los miembros del comité de empresa. 

Los trabajadores informaron al grupo municipal popular sobre las medidas de presión previstas ante el impago de los salarios y para exigir al propietario de El Correo, el grupo Alfonso Gallardo, que asuma sus compromisos como empresario con un cambio de actitud que implique una apuesta decidida por el futuro de un proyecto viable e imprescindible en la ciudad de Sevilla.

martes, 22 de octubre de 2013

Apoyo del Grupo Socialista en el Ayuntamiento

El portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Espadas, ha mostrado hoy su apoyo a los trabajadores de El Correo de Andalucía. En una reunión mantenida con los representantes de la plantilla, el concejal se brindó a colaborar con el comité de empresa para conseguir que el decano de la prensa sevillana mantenga la labor informativa que ha venido desempeñando en esta ciudad desde hace 115 años.

Juan Espadas se ha puesto a disposición del comité de empresa de El Correo para ayudar en todo aquello que le sea posible para conseguir que los trabajadores cobren los salarios atrasados y que la empresa editora y el Grupo Alfonso Gallardo asuman sus responsabilidades y apuesten por el futuro del periódico.

lunes, 21 de octubre de 2013

Villalobos se interesa por la situación de El Correo

El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, le ha trasladado su apoyo a los trabajadores de El Correo de Andalucía ante el conflicto laboral que atraviesan. La plantilla del decano de la prensa sevillana sigue sin cobrar sus salarios y sin conseguir que la empresa y el Grupo Alfonso Gallardo, propietario de la cabecera, asuman sus responsabilidades con los trabajadores. 

Villalobos se interesó por la situación económica que atraviesa el diario y comentó con el comité de empresa la importancia que a su juicio tiene El Correo de Andalucía para la provincia, ya que este medio siempre ha dado una gran relevancia a las informaciones de los municipios de la provincia.


viernes, 18 de octubre de 2013

Respaldo del arzobispo Juan José Asenjo Pelegrina

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo Pelegrina, ha mostrado esta mañana su apoyo a los trabajadores de El Correo de Andalucía a través del programa El Espejo de la Iglesia de la Cadena Cope, que ha recordado que este diario, nacido en 1899, fue fundado por el cardenal Marcelo Spínola en el seno de la Iglesia.

El mensaje de apoyo ha sido recogido además en la web del Arzobispado de Sevilla, donde puede escucharse el corte de audio.   Ver comunicado en la página del Arzobispado aquí


EL CORREO. Luis Eduardo Siles

La desaparición de cualquier empresa, en estos momentos, alcanza un gran nivel de dramatismo. Manuel Vicent sostiene que los parados son los heridos de la nueva guerra, ese conflicto bélico invisible en forma de crisis económica que nos sobrevuela desde hace años. Pero un periódico es un sentimiento, algo parecido a una pasión: lleno de ideas, de noticias, de entrevistas, con la cartelera y el articulista que le gusta al lector y el que no le gusta. Un periódico se elige cada mañana entre la gran oferta del quiosco por una identificación intelectual y emocional del lector con ese papel. Es un sentimiento lejano, aunque parecido, al que nos une a un equipo de fútbol.  Seguir leyendo

jueves, 17 de octubre de 2013

Encuentro con la presidenta de la Junta



La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha mantenido un encuentro con el comité de empresa de El Correo de Andalucía, que ha tenido la oportunidad de trasladarle su preocupación por la situación que atraviesa la empresa, que afecta a sus 53 trabajadores y al futuro del periódico. Díaz, que se interesó por aspectos concretos de la situación que atravesamos, ha trasladado su apoyo a los trabajadores y su respaldo ante las peticiones que realiza la plantilla. 

Éste es el texto que se le ha trasladado:



EN DEFENSA DE EL CORREO DE ANDALUCÍA

El Correo de Andalucía, decano de la prensa de Sevilla, cumple 115 años en una situación crítica. La falta de compromiso de la empresa hacia un proyecto editorial referente en Sevilla y en Andalucía está teniendo consecuencias muy serias. La huelga de firmas que mantenemos desde hace dos semanas para reclamar el pago de los salarios es sólo una muestra de la gravedad de una situación en la que toda la sociedad debería sentirse implicada, consciente del papel que juegan los medios informativos en la defensa de la democracia.

La plantilla, que sigue realizando su trabajo con profesionalidad, lleva acumulados desde 2010 sacrificios económicos como rebajas de sueldo, un ERE, un ERTE y despidos que han reducido la plantilla a la mitad en cuatro años. Sin embargo, ve cómo sus esfuerzos caen en saco roto ya que la empresa ni siquiera se responsabiliza del pago de los salarios. A esto se ha unido el descabezamiento del periódico tras la marcha del director dejando el puesto vacante.

En esta tesitura, ni la empresa ni el Grupo Gallardo, propietario del diario, ponen siquiera fecha para atajar la situación, sin afectarles las protestas de la plantilla ni las llamadas de atención que están recibiendo desde sectores que sí exigen la defensa de una voz editorial clave en la historia de la provincia, la ciudad y la región.

La plantilla sigue confiando en la viabilidad de este proyecto. Pero ésta no puede pasar por la precarización y los despidos como solución a todos los problemas, persistente error de los últimos años que ha permitido el deterioro de la calidad del diario, del prestigio acumulado en un siglo de vida y, por supuesto, de las condiciones laborales de sus trabajadores. 

Lo que el futuro de El Correo de Andalucía precisa es un compromiso, una apuesta empresarial clara y decidida por esta cabecera, que la sitúe en el nuevo siglo y que permita el desarrollo de una voz informativa imprescindible. Que impulse sin reparos el papel vigilante de los derechos y libertades que debe cumplir el periódico y su servicio a la sociedad.

En esta tarea, los trabajadores de El Correo de Andalucía pedimos el respaldo de la sociedad de la que el periódico forma parte, sabedores de que no es sólo nuestro puesto de trabajo lo que está en juego, sino también un depositario del Estado de Derecho.

Sevilla, 17 de octubre de 2013